Cerrar
 
Protección consumidor financiero 2011-09-07  

 

El seis (6) de septiembre la Superintendencia Financiera emitió dos circulares externas que adicionan los numerales nueve (9) y diez (10) al Capítulo sexto (6°), Título primero (1°) de la Circular Básica Jurídica (Circular Externa 007 de 1996), mediante los cuales se instruye a las entidades vigiladas para que eliminen cualquier cláusula abusiva que se encuentren estipuladas en sus contratos y para que la información de sus productos y servicios ofrecidos a los consumidores financieros sea más clara.
 
La Circular Externa 038 del 2011, la cual adiciona el numeral noveno (9°) mencionado, da instrucciones a las entidades vigiladas para que suministren información completa, clara y suficiente con respecto a los servicios y productos ofrecidos mediante contratos de adhesión, con el fin de informar suficientemente al cliente para que éste tome una decisión clara, pueda comparar fácilmente otras ofertas del mercado, y conozca claramente las obligaciones y derechos pactados. Está información deberá estar disponible como mínimo en la página web de las entidades y en todas sus oficinas, antes, durante y después del producto o servicio, detallando de manera precisa las características, obligaciones y derechos de los productos y servicios, y distinguiendo la información de cada producto o servicio de los demás ofrecidos. Las entidades tienen hasta este año para ejecutar estas instrucciones.
 
La eliminación de cláusulas y cesación de prácticas abusivas se encuentra regulado en el numeral décimo (10°) mencionado, adicionado mediante Circular Externa 039 del 2011. El numeral contiene una lista ilustrativa de las cláusulas que son abusivas. Sin embargo, esta lista es enunciativa y no taxativa, por lo que no sólo las ahí mencionadas podrán ser consideradas como abusivas. Todas las cláusulas que hagan parte del contrato objeto de los productos y servicios ofrecidos deberán estar en letras fácilmente legibles y no podrán incluir cláusulas que exoneren, atenúen o limiten la responsabilidad de las entidades vigiladas sin permitir el ejercicio de los derechos del consumidor financiero. También se prohíben las cláusulas que autoricen a dichas entidades cobrar por servicios y productos sin que exista conocimiento previo, autorización o consentimiento expreso del consumidor ni por servicios no prestados o por prestaciones que no impliquen una prestación adicional, por lo que no se podrán realizar cobros por concepto de gastos de cobranza de manera automática. Los defensores del consumidor financiero deberán revisar los contratos de las vigiladas y remitir a la Junta Directiva de la respectiva entidad, con copia a la Superfinanciera, un informe detallado de todas las cláusulas y prácticas abusivas identificadas, dentro de los cuatro (4) meses siguientes a la expedición de la presente circular.


 

Circulares Externas Superfinanciera y extracto de normas.docx